Publicidad


JAÉN.- Se han pasado la pelota de unos a otros y evitan “comerse el marrón” de la muerte del anciano de Torredelcampo. A primera hora de la mañana llegaba esposados a la Audiencia Provincial donde hoy estos tres ciudadanos rumanos, junto con dos residentes de Torredelcampo se enfrentaban a la muerte de un hombre de 87 años y las heridas que le produjeron a su hermana de 84 en esta localidad jiennense. Los tres principales acusados han admitido el asalto a la vivienda la noche del 30 al 31 de enero, que habían llegado de Zaragoza para cometer el robo, pero se han echado la culpa unos a otros sobre el autor material de la muerte. Al hombre lo golpearon en la mandíbula y las heridas le provocaron la muerte días después. Los otros dos acusados, vecinos de Torredelcampo, les piden 4 años como instigadores del robo que, al final, fue un fracaso debido a las escasas joyas de valor que había en la vivienda. A los ladrones se les ha pedido 19 años. Un suceso que, además, ha sido seguido con intereses en la sala ante la presencia de muchos estudiantes de Derecho de la Facultad que han acudido al juicio. Para la declaración de los tres rumanos ha sido necesaria la presencia de una traductora durante el juicio. Los tres principales responsables se han acusado unos a otros señalando quien era el que había agredido al hermano. Solo uno, I.D.B.  ha reconocido haber atado las manos de la hermana  y haberle propinado dos puñetazos en la boca y otros dos más en las costillas. La vista se reanudará mañana con las declaraciones de testigos y peritos. Entre los testigos está prevista la declaración de la hermana agredida.

Publicidad