Publicidad

JAÉN.- Agentes de la Policía Nacional detuvieron en Úbeda a un joven que llevaba a una zona de ocio más de 16 gramos de hachís dosificado en bolsitas. El arrestado viajaba en un vehículo que fue detenido en un control de alcoholemia cuando se dirigía a una zona donde los jóvenes se concentran para realizar el “botellón” y donde tiene lugar el denominado “menudeo” de drogas.  Fruto de las relaciones de coordinación y colaboración entre la Policía Nacional y la Policía Local de Úbeda, una patrulla de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Úbeda, fue requerida por la Sala Operativa del 091 para prestar apoyo a varias dotaciones de la Policía Local en un control de alcoholemia que se iba a realizar en las inmediaciones del polígono “Los Cerros”, donde los fines de semana se suelen reunir jóvenes para realizar “botellón” y donde tiene lugar el menudeo y consumo de sustancias estupefacientes.

Su estado nervioso les delató

Encontrándose en el lugar referido, los agentes dieron el alto a un vehículo ocupado por tres jóvenes que se dirigía al control. Su conductor, al percatarse de la presencia policial, intentó eludirles acelerando su automóvil, optando posteriormente a  detenerlo por encontrarse sin salida de fuga. Una vez identificados, los policías sospecharon de los jóvenes al mostrar un estado nervioso excesivo. Tras efectuarles un cacheo preventivo, al arrestado se le encontró entre sus pertenencias, una pitillera en cuyo interior se encontraban cuatro bolsas que contenían hachís, así como en el interior de un paquete de tabaco, los agentes requisaron otras diez bolsas de la misma sustancia, arrojando un peso total de 16’31 gramos.

Publicidad