banner-peque;o-cuidate-natur

JAÉN-. Un grupo de 48 alumnos de Educación Primaria de la Sagrada Familia (SAFA) de Alcalá la Real ha visitado hoy el Hospital de Alta Resolución de esta localidad. El objetivo de la actividad ha sido completar su formación en la asignatura de Conocimiento del Medio a la vez que se les daba las pautas necesarias para cuidar su cuerpo y su salud a través del juego. Los pequeños, que han sido recibidos por los responsables del centro hospitalario alcalaíno, han podido disfrutar de los consejos sobre alimentación saludable e higiene de manos del payaso clown “Flojete”. Tras ello, los profesionales sanitarios han acompañado al grupo a través de las distintas áreas del hospital. En cada una de ellas han podido realizar actividades que fomentan su salud. Por ejemplo, en las consultas de Otorrinolaringología y Oftalmología se les ha explicado los órganos de los sentidos, sus funciones y los cuidados que deben tener con ellos para prevenir enfermedades como otitis o problemas de visión, entre otras. También han podido conocer lo que es un endoscopio y cómo funciona, para lo cual se ha realizado una visualización de la cavidad bucal de uno de los alumnos.

Otra de las actividades que tuvo gran acogida por parte del grupo ha sido la llamada ‘Opera con nosotros’. En ella, los pequeños se ponen gorro, mascarilla y guantes al pasar por la zona quirúrgica, donde se les explica con detenimiento la importancia del lavado de manos para prevenir el contagio de enfermedades.  Al final de la visita se le ha facilitado una bolsa con documentos y pegatinas sobre la prevención de enfermedades, espacios sin humos y unas frutas para promover la alimentación saludable. Según el coordinador de Cuidados de Enfermería del Hospital de Alta Resolución de Alcalá la Real, Felipe Oña, “este tipo de acciones nos sirven para humanizar la labor que se lleva a cabo dentro del centro. Pretendemos que los niños puedan tener una visión más abierta de este tipo de lugares sin asociarlos a situaciones traumáticas para ellos. Además, a través del juego podemos llegar a ellos más directamente e inculcarles hábitos saludables que deberán poner en práctica el resto de su vida, como el ejercicio, la alimentación saludable, la higiene de manos y la prevención de enfermedades, contribuyendo a largo plazo a construir una sociedad más sana”.