cuidate-natur-agosto
image_pdfimage_print

El paro vuelve a crecer en Jaén durante el mes de agosto de 2017 en 807 personas, según los datos publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Joaquín Álvarez, presidente de CSIF Jaén, insiste en que vuelve a ser la agricultura el sector que hace reducir las personas desempleadas en la provincia. En cambio, es el sector Servicios el que aumenta en 1.166 parados. “La construcción, la industria y los servicios que sirven como aliciente en determinados meses, muestran con estos datos que nuestra provincia sigue siendo principalmente agrícola y que tenemos que impulsar el resto de sectores con el fin de generar empleo y una mayor estabilidad laboral”, detalla.

En este mismo sentido y con respecto a la estabilidad laboral, Álvarez continúa que si la creación de empleo en Jaén sigue tan ligada a la agricultura; la bajada y la subida del desempleo irá unida a la época del año y no podrá construirse una base sólida para el crecimiento de la economía. Asimismo, los contratos indefinidos en agosto no suponen ni un dos por ciento de los contratos creados en agosto. Además, aunque el total de contratos acumulados en 2017 haya aumentado en un 17% si lo comparamos con el año anterior, los contratos indefinidos se han reducido no tanto en números absolutos, pero sí relativos. Se ha pasado del 2,10% del total a solo el 1,7%.

Por otro lado, CSIF valora la bajada de parados en Jaén con respecto al año anterior en más de cinco mil personas y casi un 9% y un descenso del doble, 18%, en los menores de 25 años. “Tenemos que apostar por los jóvenes, dar las primeras oportunidades y mantener el empleo. La pérdida de población en nuestra provincia va ligada también a la emigración de los jóvenes hacia otras ciudades con mayores ofertas, por lo que la apuesta por el primer empleo conllevaría un mantenimiento de la población, una reactivación de la economía y un mayor poder adquisitivo de las familias”, declara el presidente de CSIF Jaén.

Para concluir, CSIF Andalucía reclama de manera urgente reformas tanto a nivel fiscal como del tejido productivo andaluz ante la nueva subida del paro en Andalucía en 17.094 personas tras la campaña de verano, que deja el número total de desempleados en la Comunidad en 831.612 personas.