cuidate-natur-agosto
image_pdfimage_print

JAÉN.- El robo de terminales telefónicos da muchos beneficios a los ladrones pero, en este caso, también muchos disgustos. Y es que es un arma de doble filo si no se le da “puerta” rápidamente. Eso es lo que le ha ocurrido a un ladrón de Jaén que robó un bolos con un teléfono en su interior y se lo quedó ya que era uno de alta gama. Antiguamente las compañía de teléfono no tenían posibilidad de hacer nada ante estos terminarles sustraídos. Después incluso con un cambio de tarjeta se podían hasta bloquear para dejarlos inservibles por mucho que se cambiar la tarjeta sim. Desde hace ya un tiempo se puede ir más allá y si no se apaga el terminal y continúa activo se puede incluso triangular su posición hasta geolocalizar al ladrón. Así ha llegado la policía hasta un ladrón de Jaén que ha sido puesto a disposición judicial.

14-AGOSTO-2017