cuidate-natur-agosto
image_pdfimage_print
JAÉN.- Lo intentó por todos los medios posibles el Jaén Paraíso Interior FS pero no pudo llegar ese tercer tanto que le diera un punto en Anaitasuna. Acabaron venciendo por la mínima los de Imanol Arregui en un partido igualado y con mucha emoción.
Salió bien plantado el Jaén Paraíso Interior FS pero el Magna Gurpea es uno de los equipos históricos de la Liga Nacional de Fútbol Sala por algo. Arrollador el comienzo que tuvieron los chicos de Imanol Arregui que encontraron un pleno de efectividad en los primeros minutos. Dos acciones prácticamente consecutivas conseguían romper el marcador a favor de los locales. Primero fue Araça el que mandó al fondo de la red un saque de banda y después Eric Martel el que aprovechó un rechace para hacer el segundo.  Paró el ritmo del partido Dani Rodríguez sacando a Dídac Plana para que jugase como portero-jugador y dio efecto la táctica. Se detuvo el arreón de los locales y con el paso de los minutos fue ganando peso en el partido el conjunto jienense que consiguió incomodar a Asier en varias ocasiones.
El tiempo se fue escurriendo en el crono mientras ambos equipos derrochaban intensidad sobre la pista y el Jaén Paraíso Interior FS dominaba alternando el juego de cinco con fase en las que se volvió a jugar con un quinteto tradicional. Se llegó así a los últimos minutos de la primera parte sin que pareciese que el marcador volvería a moverse antes del descanso y no fue porque la pareja arbitral no lo intentó. Señalaron un doble-penalti favorable a los navarros más que dudoso ya que la sexta falta se la señalaron a Mauricio cuando corría en un repliegue hacia atrás y apenas rozaba a un jugador de Magna que cayó derribado. No contentos con la liviana sanción y viendo que Dani Cabezón había detenido el lanzamiento de Saldise, mandaron repetir los trencillas argumentando que se había adelantado el cancerbero de los jienenses. El segundo intento del que dispuso lo mandó Saldise directamente fuera y por tanto se llegó así al receso ecuatorial.
Tras él, cambiaron las tornas y el Jaén Paraíso Interior FS salió con mucha más intensidad llegando a meter a Magna en sus últimos diez metros y consiguiendo verdadero peligro a su favor. Se alternó el juego normal con el portero-jugador efectuado por Dídac Plana y aunque el gol parecía serles esquivo a los amarillos acabó llegando. Mauricinho remató en el segundo palo un pase que le sirvió Campoy tras una jugada de pura pizarra jienense. El gol dio alas a los amarillos que lo siguieron intentando con esa alternancia de portero-jugador que tanto resultado les estaba dando. Para el pesar de los de corazón frágil, a cuatro minutos del final Maurcinho volvió a repetir como goleador asistido esta vez por Solano. Fue de infarto el tiempo restante teniendo el cuadro jienense multitud de ocasiones para haberse llevado el empate de Anaitasuna. A Solano le llegó un balón demasiado alto cuando estaba en el segundo para empujarla y más tarde el cordobés se encontró el poste cuando había conseguido sorprender con un disparo de primeras. La mejor fue para Mauricinho que dispuso de un doble penalti que consiguió desviar Asier adelantándose para ello, pero esta vez los colegiados decidieron que no había porque repetir (recuerden el de la primera parte) y que los tres puntos debían ser para el Magna Gurpea.