image_pdfimage_print

banner-nuevo-Volvo-13-06-2017

hora-jaen-javier-lacarra-motor-y-sport

Siguiendo con los consejos sobre conducción y el periodo vacacional actual, esta vez la vista y la visión ocupa el espacio de HoraJaén Motor&Sport. Para ello la experiencia profesional de Juan Manuel Moya, director y gerente de Opticalia Roda ha sido especialmente relevante en la entrevista y conversación mantenida aclarando dudas, recibiendo consejos y una amplia información sobre la importante que tiene la visión en la conducción y la relevancia y uso de unas buenas gafas de sol a la hora de ponerse a los mandos de cualquier tipo de vehículo y recorrer el trayecto elegido por necesidades profesionales, ocio o el simple placer de consumir kilómetros que se pueden ver incrementados en esta época vacacional donde la DGT prevé que se desplacen alrededor de noventa y ocho millones de vehículos, iniciando lo que es la operación verano de este año prevista por el Ministerio de Interior y la Dirección General de Trafico. La vista juega un papel fundamental en la vida cotidiana y se acentúa cuando hay que conducir un vehículo de las características, tamaño y potencia se trata. Juan Manuel Moya, profesional y director de Opticalia Roda, muy amablemente concedió el tiempo necesario a HoraJaén para tratar este tema y poner en valor la importancia de la visión y su repercusión que tiene en la conducción como materia preventiva y de seguridad vial. La buena visión empieza a temprana edad, alrededor de uno o dos años hay que observar a los niños y las conductas que tienen para detectar cualquier anomalía en este sentido. A medida que pasan los años aparecen determinados factores que hacen que la agudeza visual disminuya haciéndose necesaria la revisión que puede hacerse cada dos años entre adultos a partir de los cuarenta años. Entre los 65 y los 80 años la visión puede verse reducida y aparecer las cataratas con el deterioro del cristalino o filtro del ojo. Por tanto, el uso de gafas graduadas y lentes progresivas se hacen necesarias cuando el cansancio o edad de los ojos se hace evidente. Un aspecto que remarca Juan Manual Moya es el uso de gafas de sol.

La importancia de su uso y la calidad de las mismas pasa por que los cristales sean Polarizados. Las perores horas de luz son el amanecer y el atardecer por la posición del sol y la exposición de rayos ultravioletas en ese periodo de tiempo. Las especificaciones de este tipo de tratamiento del cristal ayudan a  filtrar estos rayos, favorecer la visión y retardar la aparición del cansancio ocular. El nivel aconsejado en este tipo de gafas se sitúa, sobre todo, en el nivel tres, aunque a veces pueda ser de nivel dos. Moya recalca la importancia de la calidad ante otro tipo de gafas e incluso en las que se puedan adquirir en ventas menos profesionales. El cristal polarizado recibe un tratamiento específico frente al cristal fabricado a través de moldes, repercutiendo en la calidad final de fabricación y por tanto en el desgaste de la protección natural del ojo. Siendo lo más recomendable adquirir este tipo de gafas de más calidad y fabricación en puntos de ventas profesionales como en este caso sería Opticalia Roda. Los peligros que afectan a la conducción y que repercuten directamente sobre la visión se sitúan en el deslumbramiento o la exposición intensa a la concentración de luz. Incluso en la conducción nocturna se usan gafas con cristales amarillos o naranjas que observan la menor luz y filtran la intensidad momentánea filtrando este elemento. La incidencia de la visión en la conducción es evidente aumentando el riesgo por la perdida de esta percepción o por el tiempo de conducción con exposición a la luz diurna o la situación nocturna donde también se conduce. Con la vista no se juega, mejor tener las cosas claras y la visión nítida y en perfecto estado.