JAÉN.- Hoy se ha celebrado en la Diputación Provincial de Jaén una nueva reunión del Consejo Provincial del Aceite de Oliva, en el que, entre otros asuntos, se han analizado los pasos dados para la creación de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Aceite de Jaén, las medidas que se están adoptando para prevenir la Xylella Fastidiosa, la evolución del oleoturismo en la provincia, las ayudas establecidas para profesionalizar las cooperativas jiennenses y el resultado de la Política Agraria Comunitaria (PAC) tras la aplicación del actual marco comunitario que se extenderá hasta 2020. Respecto al impacto de la nueva PAC en la provincia de Jaén, el presidente de la Administración provincial y presidente de este consejo, Francisco Reyes, ha explicado “que supondrá la reducción de 272 millones de euros de ayudas comunitarias hasta 2020”.

Este tema ha sido uno de los principales abordados en este órgano consultivo creado por la Diputación, en el que está representado todo el sector oleícola jiennense y que, como ha recordado Reyes, “es especialmente importante porque somos conscientes de lo que supone el aceite de oliva y este cultivo para la provincia de Jaén, no solo desde el punto de vista económico, sino también del empleo, social y cultural”. Una de esas cuestiones claves es la aplicación de la PAC, respecto a lo que Francisco Reyes ha subrayado que “se han confirmado los peores augurios”. Las pérdidas para la provincia de Jaén “ascienden a unos 51 millones de euros anuales, y no hablamos de economía ficción, estamos hablando de sumar lo que los agricultores han percibido a lo largo del año pasado, es una realidad”, ha enfatizado el presidente de la Diputación. Sobre estas ayudas comunitarias, Reyes también ha adelantado que “ya estamos pensando en el nuevo marco comunitario, para el que queremos aportar desde Jaén sugerencias y propuestas a la consulta que ha abierto el comisario europeo entre febrero y mayo, y queremos hacerlo de forman consensuada con todo el sector de la provincia de Jaén”.

Junto al tema de la PAC, en este consejo “con un orden del día bastante intenso”, se ha puesto de manifiesto “la situación en la que se encuentra la IGP Aceite de Jaén, una iniciativa que es fundamental para la provincia jiennense porque va a permitir identificar a todos los aceites de una tierra como la nuestra”. Sobre este proyecto, Francisco Reyes ha recordado que “hubo una serie de dificultades cuando se puso en marcha, y en este momento afortunadamente se está viendo la luz al final del túnel y va a permitir que esta IGP, que levantó tantas expectativas y que tanto puede aportar a la provincia de Jaén, en pocas fechas pueda ser una realidad”. Del resto de cuestiones planteadas en este Consejo Provincial del Aceite de Oliva, el presidente de la Diputación ha puesto el acento en “una cuestión que preocupa al olivar en general, el tema de la Xilella fastidiosa”. Al respecto, ha apuntado que “aunque somos conscientes de que el control de las fronteras es una competencia del Gobierno de España, creemos que es importante que los miembros de este consejo conozcan de primera mano qué es lo que se está haciendo desde la comunidad autónoma de Andalucía, desde la Consejería de Agricultura del Gobierno andaluz, para poner en marcha mecanismos que eviten el contagio al olivar andaluz y jiennense”.

Finalmente, Reyes ha señalado que “igualmente vamos a trasladar al Consejo los datos del oleoturismo, lo que ha supuesto desde que se puso en marcha, el número importante de empresas que se han sumado a esta iniciativa y lo que está suponiendo desde el punto de vista turístico y económico para el territorio jiennense” y también “vamos a hablarles de la línea abierta por la Diputación para la profesionalización de las empresas y cooperativas del sector del aceite de oliva, una convocatoria que permite la financiación parcial de los sueldos de profesionales universitarios de cara a profesionalizar este sector fundamental de la provincia de Jaén”.

 

bannner-completo-ortopedia-lopez3