cuidate-natur-agosto
image_pdfimage_print

PROVINCIA.- Qué duda cabe que la recogida por parte de los  dueños de mascotas, de los excrementos que los animales van depositando allá donde los propietarios  se lo permiten, trae de cabeza a muchos consistorios, que se ven desbordados e incapaces de resolver ese grave problema  de  higiene urbana y de civismo. En la mayoría de los casos, “los propietarios de mascotas responden con civismo y retiran las deposiciones pero, aun así, es necesario llamar la atención sobre aquellas personas que no lo hacen”, afirmaba el  Concejal de Servicios del Ayuntamiento de la Carolina.

Se recorra la calle que sea, las aceras están plagadas de estos excrementos de perros cuyos dueños no  hacen nada por evitarlo. Lo mismo ocurre en los distintos parques de las ciudades.  Es un mal endémico que desde hace años se sufre en todas los núcleos urbanos,  casi sin excepción. En estos últimos, las excepciones, han sido por las fuertes sanciones  que se imponen.

En mayo, el Ayuntamiento de Jaén, a través de su concejal de Mantenimiento Urbano, Juanjo Jódar, anunciaba la campaña que van a llevar a cabo para el control de las cacas de perro y que tienen a la ciudad sumida en un profundo pozo de suciedad. Para ello puso en marcha una campaña ” Recoger los excrementos de tu mascota, es tu obligación” , con una sanción que, en el caso de no cumplir la norma, podía  llegar hasta los 450 euros.

En Julio, El Ayuntamiento  de  la Carolina,  a través del Concejal de Servicios  Andrés Cuadra, anunciaba  la imposición de sanciones  previstas en la ordenanza municipal de tenencia de animales domésticos para quienes no retiren los excrementos de sus mascotas de la vía pública. De acuerdo con la normativa, estas sanciones ascienden a  75 euros. No obstante, en caso de que se reincida en esta conducta las multas pueden alcanzar los 500 euros.  Este año, el Ayuntamiento de La Carolina ha habilitado dos parques caninos para que las mascotas dispongan de un espacio de esparcimiento. En estos puntos se han instalado papeleras y dispensadores de bolsas para facilitar la retirada de los excrementos de la vía pública.

Hoy es el Ayuntamiento de Baeza “Ciudad Patrimonio de la Humanidad” quien a la vista de la proliferación de deposiciones sólidas o excrementos de animales en la vía pública que se están produciendo en los últimos tiempos, recuerda a los propietarios que los lleven, tal y como se recoge el art. 16 de la Ordenanza Municipal sobre protección y tenencia de animales que dicho incumplimiento se considerará infracción leve de la presente ordenanza, pudiendo ser sancionado con multas de 30 a 150 euros, o apercibimiento escrito o verbal.

Así mismo recuerda  que los animales potencialmente peligrosos, deberán llevar obligatoriamente bozal y deberán ser conducidos y controlados con cadena o correa ni extensible. Además recuerda la prohibición de llevar animales sueltos, debiendo ir sujetos con correa   o cadena con  collar cuando circulen por la vía pública. Todo ello en concordancia con la Ley 11/2003 de 24 de noviembre de Protección de los Animales y del Decreto 42/2008 por el que se regula la tenencia de animales potencialmente peligrosos en la Comunidad Autónoma de Andalucía.