"Misión imposible" sacarse el carnet de conducir en la provincia

JAÉN.- El PSOE denunció que hoy es “misión imposible” sacarse el carnet de conducir en la provincia de Jaén. El portavoz de Justicia e Interior del PSOE en el Parlamento andaluz, José Latorre, criticó que “tanto la huelga como la falta de personal” están afectando a la realización de exámenes y responsabilizó al Gobierno de España. “El Gobierno podía haberlo evitado y no lo ha hecho”, censuró. Latorre hizo estas declaraciones tras participar en un encuentro del Grupo Parlamentario Socialista con la Asociación Provincial de Autoescuelas, a la que han presentado una Proposición no de Ley que el PSOE ha registrado en el Parlamento andaluz para exigir al Gobierno de España que palie la situación de déficit de examinadores.

“El PSOE ya ha presentado 2 iniciativas. Una en el Congreso y ahora otra en el Parlamento andaluz que se abordará en las próximas semanas. Pedimos al Gobierno del PP que deje de mirar a las musarañas, que se ponga a trabajar, que solucione los problemas laborales que tenga con los examinadores y que solvente de una vez por todas la falta de examinadores en la provincia de Jaén, en Andalucía y en España”, explicó. En este sentido, Latorre desveló que la provincia de Jaén ha pasado de 21 examinadores en 2011 a 13 examinadores en la actualidad, por lo que se han perdido 8 examinadores con los Gobiernos del PP. “El permiso de conducir no es un capricho; sirve para muchos trabajos y hasta para poder opositar. Por tanto, es muy grave para las autoescuelas y para las personas que necesitan y quieren conseguir ese permiso”, apuntó. Latorre indicó que “no se puede estar a la espera de que el Gobierno se decide a solucionar el problema, porque hay muchas familias afectadas” que necesitan respuestas y no el silencio y la inacción del PP. Por su parte, la presidenta de la Asociación Provincial de Autoescuelas, Ángeles Pérez, reclamó que esta situación “acabe de una vez”, porque “está siendo la ruina para mucha gente que está perdiendo el trabajo de su vida”. Pérez se refirió a esos profesionales que “han intentando mantener sus negocios y que ven cómo se les mueren por la falta de previsión”. “Nosotros no estamos de huelga; estamos sin trabajo a la fuerza. Mis alumnos no quieren dar clase, porque no saben cuándo les van a examinar”, reprochó.