cuidate-natur-agosto
image_pdfimage_print

POR CARMELA COBO, Psicóloga y sexóloga

El pasado fin de semana en Sabiote se ha producido una celebración muy especial. Como sexóloga es un placer  haber formado parte de ella. Hemos conseguido unir por un lado; profesionales de muy alto nivel, no ya provincial, sino nacional e internacional, en sexología; de otro lado las administraciones; y del otro el público en general. Un púbico formado por  personas de todas las edades, juntas para dialogar y aprender sobre su sexualidad celebrando el Día Mundial de la Salud Sexual.

Desde el año 2010 por recomendación de la WAS (World Association for Sexual Health) se fijo el día 04 de septiembre como el Día Mundial de la Salud Sexual. Con el objetivo de fijar un día en el que de manera internacional se tome conciencia de la necesidad de una buena salud sexual  para alcanzar el bienestar de las personas. Una buena salud sexual que es imposible alcanzar si no se conocen, respetan y fomentan los derechos sexuales de las personas. El tema escogido para este año son los mitos sexuales. Bajo el lema “Salud Sexual: Rompamos mitos”. La falta de educación sexual y la dificultad que existe en nuestra sociedad para tratar el tema de las dificultades sexuales hace que sea necesaria esta celebración.

Aunque en Sabiote se viene celebrando desde hace tres años, este año ha sido bastante especial por la calidad de los participantes. La inauguración del acto corrió a cargo del alcalde de Sabiote Luis Miguel López Barrero y la diputada de Igualdad y Bienestar Social María Eugenia Valdivielso Zarrías. Como profesionales contamos con María Pérez Conchillo Vicepresidenta de la WAS, Felipe Hurtado Murillo Presidente de la AES (Asociación de Especialistas en Sexología) y director de la revistas  científicas  Desexología, y Sexología Integral y Cristina González Martínez Secretaria de AES y miembro del comité científico de la revista Desexología. Que junto conmigo nos ocupamos de aclarar todas las dudas que se plantearon en el público en general. Fue un acto lleno de emociones y de complicidad donde se creó el ambiente necesario para que la mayoría del público participara con sus preguntas y sus comentarios que hicieron de la jornada un encuentro lleno de magia y humor. No es fácil conseguir, lo que estamos consiguiendo en Sabiote, que la sexualidad se afronte de manera natural  y pública sin miedos, vergüenzas y tabús absurdos.