banner-peque;o-cuidate-natur

JAÉN.- El Ayuntamiento, a través del área de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transportes, ha informado que durante la pasada noche la Policía Local intervino en varios establecimientos de la Plaza de San Ildefonso, a los que se levantaron actas administrativas por expedir bebidas para su consumo en este espacio público, así como por tener música sin autorización y veladores sin licencia. La Policía Local estuvo presente en la Plaza de San Ildefonso para vigilar la concentración de jóvenes y el consumo de alcohol que se hacía en la calle, ya que se produce botellón en la vía pública y la consiguiente alteración del orden público, perturbando la tranquilidad y descanso del vecindario.  La Policía intervino tras comprobar la concentración de jóvenes y del consumo de alcohol que se hacía en la Plaza de San Ildefonso, levantando actas administrativas por infracción a la Ley 7/2006, reguladora de las actividades de ocio en los espacios abiertos de los municipios de Andalucía, al tiempo que se adoptaron las medidas oportunas para normalizar la situación. El consistorio estudiará para estos establecimientos medidas más duras en caso de persistir en estas actuaciones, ya que no se puede incumplir de forma flagrante la Ley ni perjudicar a los vecinos de la zona. Señala que esta intervención se enmarca dentro de las otras muchas actuaciones que la Policía Local lleva diariamente a cabo, especialmente los fines de semana y a lo largo de la madrugada, para prevenir la comisión de infracciones o delitos, evitar daños o estragos en el mobiliario urbano, que no se produzcan ruidos que alteren el descanso vecinal, vigilar el cumplimiento de los horarios de cierre de los establecimientos públicos o, como en este caso, denunciar  la practica del ‘botellón’ fuera de los espacios habilitados.

Ademas asegura que se continuará aplicando tanto la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana como la Ley Botellón de la Junta de Andalucía (Ley 7/2006 de 24 de octubre, sobre Potestades Administrativas en materia de determinadas Actividades de Ocio en los Espacios Abiertos de los Municipios de Andalucía) en todo su rigor.  La citada ley andaluza recoge en su Art. 8.1 que la permanencia y concentración de personas consumiendo bebida, o realizando otras actividades que ponen en peligro la pacifica convivencia ciudadana, fuera de las zonas del término municipal que el Ayuntamiento ha establecido como permitidas conlleva una infracción leve sancionada desde apercibimiento al infractor a multa de hasta 300 euros. De igual forma en su Art. 8.5 refleja que el consumo de bebidas alcohólicas por menores de 18 años en los espacios abiertos definidos en el artículo 1.3. de la Ley 7/2006 contempla una sanción que puede ir desde el apercibimiento al infractor a multa de hasta 300 euros.