cuidate-natur-agosto
image_pdfimage_print

JAÉN.- El Archivo Histórico Provincial acoge hasta el próximo 4 de junio la exposición 1 de abril de 1937. Jaén bombardeada, una muestra que organiza la Consejería de Cultura y con la que se rinde homenaje a las víctimas del bombardeo ocurrido sobre la capital jiennense durante la Guerra Civil, y que ha contado con la colaboración de los investigadores Juan Cuevas, Archivero Municipal de Jaén; Luis Miguel Sánchez Tostado, criminólogo, y Santiago Jaén, profesor de la Universidad de Jaén, además del director del Archivo Provincial, Juan del Arco. “Mañana, a las 5,20 de la tarde, se cumplirán ochenta años de aquel día en el que los vecinos de Jaén, una ciudad desarmada, sin instalaciones militares o acuartelamientos y sin fábricas de arma se vio sorprendida por seis aviones bombarderos de fabricación alemana procedentes de Sevilla, escoltados por nueve aviones de caza que se les unieron en Córdoba”, ha recordado la delegada territorial, Pilar Salazar, durante su intervención en el acto, que también ha contado con la presencia del vicepresidente de la Diputación Provincial, Manuel Fernández.

Tras señalar la falta de testimonios gráficos que den cuenta de este suceso – aunque recientemente han visto la luz algunas tras la investigación del historiador José Antonio Mesa-, la delegada ha agradecido la colaboración de administraciones y entidades por permitir reconstruir un suceso que dejó gran parte de la ciudad reducida a escombros.
“Como muestran los historiadores, estos aviones, que conformaron un pasillo aéreo situado entre la Catedral de Jaén y la Iglesia de San Ildefonso, y desde la calle Fuente de don Diego hasta Paseo de la Estación, dejaron un reguero de bombas que, con una sola pasada, provocando más muertes que en el bombardeo de Guernica, que ocurriría días después, el 26 de abril”, ha recordado la Salazar.

La muestra recuerda a estas víctimas con la obra ideada por la artista Carmen Montoro y la proyección de la grabación que en su día realizaron actores jiennenses en una performance en el refugio de la Plaza de Santiago. Además, a lo largo de la exposición se constata mediante documentos históricos las nefastas consecuencias del bombardeo, que provocaron represalias los días sucesivos con sacas de prisioneros de derechas que posteriormente fueron fusilados. Unos episodios que volverían a provocar una brutal represión el 1 de abril de 1939, esta vez, por parte del bando ganador al finalizar la Guerra Civil.

Instituciones colaboradoras
La exposición ha contado con la colaboración de la Diputación Provincial de Jaén, el Ayuntamiento de Jaén, el Archivo Histórico Provincial de Sevilla, el Archivo Municipal de Sevilla, el Archivo Histórico Provincial de Córdoba, el Museo del Aire, el Archivo Histórico de la Aviación, el Archivo Histórico Nacional y el Centro Documental de la Memoria Histórica, además de los investigadores ya citados.